martes, octubre 17, 2017

Perfecto



- "Quiero hacértelo perfecto".


- "Entonces, toma tu tiempo, disfruta, saborea.  Recorre con tu lengua desde mis testículos hasta la punta de mi verga.  Despacio. Lamiendo, besando, explorando.  Déjate guiar por mis gemidos y jadeos con cada uno de tus movimientos. Juega sin prisas con mi capullo.  Recorre su corona, lame la punta, excita esos rincones que hacen que me vuelva loco. No corras, no engullas... prefiero lento, gozar, disfrutar de tu delicioso regalo.  Que tu mano juegue con mi escroto y un dedo se aventure en mi perineo, y si mientras tanto encuentras mi punto, sentirás mi tensión, me oirás rogarte que sigas, y quizás logres volverme loco.  Lo sabrás porque cuando llegue al clímax, gritaré, me retorceré, me aceleraré, y me dejarás agotado. Vacio. Tuyo."




martes, octubre 10, 2017

Licor


¿Necesitaba ella alguna prueba más de la excitación que le habían provocado sus palabras, sus formas, sus insinuaciones?


Quizás, al verlo, prefiera no dejar pasar la oportunidad de saborear ese delicioso licor.



lunes, octubre 02, 2017

Hoy

Podemos besarnos, acariciarnos, desnudarnos lenta o salvajemente... podemos empezar de muchas maneras, tomarnos más o menos tiempo, pero hoy, lo que realmente me pide el cuerpo, es que nuestros sexos se encuentren, que dirijas mi polla entre tus labios, y que me dejes abrirme paso hasta llenarte, hasta sentir tu calor, tu abrazo húmedo, hasta fundirnos, hasta gozarnos, hasta derramarnos.






domingo, octubre 01, 2017

Sorpresa


 
Le dijo: "Ven, te voy a sorprender".

Y así lo hizo... de la manera en la que sabía que le excitaba más, que le ponía más.

Y el la dejó hacer, seguir, permaneciendo como espectador, onanista a la par que ella, masturbándose el uno para el otro, conscientes de que aunque en ese momento se devorarían, era la mejor manera de aprender el placer del otro.



jueves, septiembre 28, 2017

Hambre

Déjame saciarme.

Déjame agotarte.

Déjame deleitarme.

Déjame sentir hasta el último temblor de tu cuerpo, hasta tu último jadeo.


miércoles, septiembre 27, 2017

¿Te dejas?


¿Te dejas?

Porque si te dejas empezaré acariciando tus nalgas, tus muslos, tu espalda.

Besaré tu nuca y bajaré lamiendo cada vértebra hasta aterrizar entre tus nalgas.

Me situaré entre tus piernas mientras mis labios mordisquean tus glúteos, buscando poco a poco el canal que me conduce a tus rincones más secretos, más deliciosos, más placenteros.

Y buscaré con mi lengua cada pliegue, cada rincón de tu ano y de tu sexo que sean capaces de arrancarte un respingo, un suspiro, un jadeo.

Y encontraré la manera de provocarte el delirio de ese orgasmo que será el aperitivo de una larga noche.

lunes, septiembre 25, 2017

Por la espalda

Llegó por la espalda, pero no porque fuera tímido o traidor.

Llegó por la espalda porque era una de las maneras en las que sabía que ella se dejaría hacer, se dejaría llevar, sin tener que hacer nada, sin mirar, sin tocar, sólo dejando que esos dedos comenzaran a preparar el camino que los llevaría al más placentero de los destinos.